lunes, 22 de octubre de 2012

297 - Terror en las aulas





...y con su final alternativo:




Es curioso; hay muchísima gente que todavía, para demonizar la protesta, la crítica política, la manifestación o la huelga recurren al "no sirven para nada".

Quizá. Quizá no.

Pero lo que ya chirría enormemente es eso de "ganar en las calles lo que no ganaron en las urnas" o "si quieres hacer algo, vota". Como si la democracia fuese un concurso en el que se eligen una especie de misses cada cuatro años que tienen carta blanca para hacer lo que les salga de los cojones. Es una cosa curiosa, esto de ser presidente o ministro; mientras a algunos se les llena la boca con la eficiencia de trabajadores públicos, con despidos con facilidades, un presidente o un ministro pueden cagarla a lo grande y seguir con su trabajo como si nada. Y en la mayor parte de los casos, sin una asunción de culpa o un mínimo: "puede que no hayamos hecho las cosas bien, aprenderemos de esto". El máximo exponente de esto es nuestro ministro de cultura, que no solo la caga, sino que se enorgullece de ello. Y continuamente ofrece declaraciones en las que, invariablemente, y pese a que sus decisiones afectan a temas complejos, con un gran componente de incertidumbre debido a que afectan a la educación, la cultura... futuras... no ha tenido ni un asomo de duda. Como si la seguridad en las decisiones equivaliese a infalibilidad. Resulta curioso, cuando menos, que profesores, alumnos y padres estén de acuerdo todos en que Wert se equivoca y Wert ni siquiera dude un poquito.

En resumen, actualmente Rajoy puede seguir recortando sanidad, educación, I+D, recortando derechos laborales y civiles...y seguir en el puesto. Creo que si matase una camada de gatitos en una entrevista en directo en TVE1 y dijese "esto lo hago por España", probablemente incluso subiría en las encuestas de intención de voto.

Es legítimo que creas que las manifestaciones y las huelgas no solucionan nada. Por eso esto es una democracia. Lo que no es lícito es que pretendas imponer tu idea de que la democracia es meter un voto en una urna cada cuatro años. Porque no es eso exclusivamente. La elección es una parte primordial de la democracia. Pero no es la única. La libertad, la capacidad de poder exigir responsabilidades y respuestas a nuestros representantes es tan importante como el hecho de poder votar a quien nos representa. Porque si la democracia solo es votar cada cuatro años a quién va a ningunearnos durante la siguiente legislatura, ¿qué tiene eso de democracia?



¿quieres leer más tiras? Entra en el listado de tiras y escoge!

Puedes usar esta tira libremente,
cumpliendo tan solo esta licencia CC:
Creative Commons License

14 comentarios:

  1. Anónimo dijo...
  2. "El máximo exponente de esto es nuestro ministro de cultura, que no solo la caga, sino que se enorgullece de ello.": una de dos, o es tonto, y para llegar a ministro nunca puedes ser tonto, o bien lo haces a propósito. Sus oscuros motivos tendrá, pero a nosotros no nos lo va a decir.

  3. Mortanauta dijo...
  4. Es consecuencia de la crisis, ahora ya no hay dinero para comprarse tapones para los oídos y molesta esos gritos del fondo...

  5. Anónimo dijo...
  6. Hasta cierto punto la mejor democracia sería la democracia directa, es decir, todos y cada uno de los ciudadanos dan su opinión y votan si o no a las proposiciones de leyes y demás.

    El problema sería que una democracia así en España, dado el pueblo que tiene, (y ojalá me equivocase) duraría tres días.

  7. Bob Mountain dijo...
  8. ¡El policía habla consigo mismo! ¡Personalidad múltiple!

  9. Ender Wiggins dijo...
  10. Bob Mountain: JODER, vaya cagada. Arreglado. Gracias!

  11. Anónimo dijo...
  12. El derecho a manifestarse, junto con la libertad de opinión y expresión son derechos fundamentales sin los cuales la democracia no tiene ningún sentido.

    Ahora, una vez dicho esto, los citados derechos son complementarios y coadyuvantes al derecho de elección de los representantes políticos, mediante un proceso reglado, libre y transparente, y no sustitutivos de dicho proceso.

    En otras palabras, manifestarse contra un gobierno es legítimo pero no está por encima de la voluntad democrática expresada en las urnas.

    Por cierto, que el latiguillo ese de “ganar en las calles…” lo comenzó a usar precisamente la izquierda cuando los que se manifestaban eran los otros. Que parece en aquel entonces la legitimidad del gobierno para imponer sus decisiones era incuestionable.

  13. Ender Wiggins dijo...
  14. Anónimo: solo por aclararlo, creo que en el último párrafo queda claro, pero no he dicho que sean sustitutivos de nada :-)

    De lo del latiguillo...ni idea. Es la excusa pobre de los políticos sin argumentos. Me da igual quién la usase; me he manifestado contra ambos gobiernos, sin ningún problema, cuando algo me ha parecido injusto.

  15. KNO dijo...
  16. Pues coincido con Anónimo(6) y como nos están privando (y más nos quieren privar) de éstos derechos, solo puedo argumentar que esta (y no LA) democracia no tiene sentido. Así que creo que necesitamos otra cosa (¿otra democracia?) y eso es imposible conseguirlo con ésta. Así que se aceptan sugerencias de como conseguir "algo" que tenga sentido.

  17. eliberio dijo...
  18. Yo estoy de acuerdo en el derecho a manifestarse, lo que no estoy de acuerdo es en el derecho a ignorar a los manifestantes que tienen los políticos, vamos a ver, de qué sirve que millones de personas se manifiesten en contra de las ideas de un político que ya dijo un "La reforma laboral nos va a costar una manifestación", los políticos actuales han convertido las manifestaciones en algo así como una pataleta, una rabieta de niños pequeños, porque utilidad tiene la misma hoy en día, se supone que las manifestaciones deberían significar: "Oye, no estamos de acuerdo con tu decisión, si quieres que te volvamos a votar la próxima vez, cambia de actitud", sin embargo los políticos actuales han aprendido que hagan lo que hagan, van a volver a salir elegidos, si no es el rojo es el azul, pero todos vienen a ser lo mismo, y todos van a salir ganando, porque ya me dirás tú que durante la legislación anterior no tenía Rajoy un sueldo que ya quisiesen para sí la mayoría de los españoles, o durante ésta legislación Rubalcaba (aunque de éste no sé cifras, no creo que sea inferior al del otro), total, qué más les da que salgas a manifestarte por la ciudad, si ellos van a seguir haciéndose ricos a nuestras espaldas, o peor aún, en nuestra cara, yo personalmente me he cansado de protestar a las piedras, eso sí, jamás se me ocurriría criticar al que aún conserva la esperanza en ir a una manifestación y cambiar algo, pero en mi opinión, van a conseguir lo mismo que las víctimas de secuestro de las películas pidiéndoles a los secuestradores que les dejen ir, cuando alguien hace algo consciente de que a los demás no les va a gustar, no les vas a hacer cambiar de opinión, aunque claro está, prefiero que siga habiendo gente con esperanzas ya que si nadie saliese a protestar, podría dar la idea de que tragamos con todo en silencio como niños bien adoctrinados...

  19. Tomas dijo...
  20. plas, plas, plas, plas... Por si no se nota, son aplausos. Me ha encantado la viñeta, y sobre todo el texto.

    Gracias.

  21. Anónimo dijo...
  22. http://25.media.tumblr.com/tumblr_mc1n7q3yBa1qbr0g2o1_500.jpg

  23. Anónimo dijo...
  24. Sinceramente, yo me alegro de que haya ganado el PP con mayoría absoluta. No porque crea que lo van a hacer mucho mejor que los anteriores sino por el gustazo de oír a gente de pulcra patina progresista quejarse de lo mismo que llevamos años quejándonos los fachas. ¡La de insultos que habré recibido yo de la izquierda por decir lo mismo que dicen hoy ellos después de descubrir la rueda!

  25. Ender Wiggins dijo...
  26. Anónimo: es el espíritu típico español; oye, que es una putada y nos están jodiendo vivos, pero me alegro, que yo me jodía ya antes, ahora os jodeis vosotros...con el bonito añadido de este falso dilema de "es que la izquierda, es que la derecha". Con todos los respetos, el mundo no es blanco y negro;hay una variada gama de grises en la que hay gilipollas de izquierdas y gilipollas de derechas (y gilipollas de otros colores y sabores). Y englobar a todos los que no son del bando propio en los gilipollas es de una cretinez bastante notoria.


  27. Ed dijo...
  28. Listas abiertas ya.

    Desgraciadamente, no creo que funcione en este país.

Publicar un comentario en la entrada