lunes, 1 de diciembre de 2014

397 - El Golpe (8)




...la saga se debería llamar "Los golpes", la verdad, porque hay más hostias que en una misa oficiada por Chuck Norris.

Tiras de la saga:
 



¿quieres leer más tiras? Entra en el listado de tiras y escoge!

Puedes usar esta tira libremente,
cumpliendo tan solo esta licencia CC:
Creative Commons License

12 comentarios:

  1. Momar dijo...
  2. Er... ¿Nadie dice lo genialérrima que es la tira de hoy? Me estáis defraudando...

  3. Luis dijo...
  4. Me parece que has cambiado la frase de Sarah en la penúltima viñeta y ahora no encaja con las de la última.

  5. Luis dijo...
  6. En la antepenúltima, quería decir :)

  7. HugoC dijo...
  8. Qué final tan anticlimático y falto de sangre, buhhhh!
    ....
    Para compensar, va un video de gatitos bailando! http://www.youtube.com/watch?v=hd3dmPvUKWo

  9. Ender Wiggins dijo...
  10. Luis:a ver, ella decía "lo que voy a hacer es llevarte el jefe", pero como fred la interpela "a caerte" ella responde "a llevarte"

    Momar: :___)

  11. Ender Wiggins dijo...
  12. HugoC: ¿final?

    >:-DDDDD

  13. Ender Wiggins dijo...
  14. Luis: pero sí, ese "A" sobra en ambos bocadillos, creo que lo voy a quitar. Gracias!

  15. Kullman dijo...
  16. Yo hubiera puesto "la sangre tampoco se quita TAN mal de los ventiladores", pero bueno... diferencias gramaticales aparte la saga esta bastante bien... Al menos no has perdido el norte como JJ Abrams

  17. Ender Wiggins dijo...
  18. Kullman: pues no tardará en írseme la olla, creo que es un hecho. Creo.

  19. Ed dijo...
  20. ¿Llevarle al jefe? jajaja. Al final va a ser que el calvo cuatro ojos y usuario de C++ le hace tilín.

  21. copperpot dijo...
  22. La pregunta que no entiendo cómo aún no te han hecho es.. ¿cuál demonios era el error?!!!

    Me ha defraudado Sarah, la verdad. Tanto traje 'Kill Bill' para caerse con una piel de plátano....

    P.D. ¡Enhorabuena por la tira!

  23. Necio Hutopo dijo...
  24. Pues tan mal no ha ido, la verdad.

Publicar un comentario en la entrada