sábado, 12 de mayo de 2012

Vida de un gato

Hace unos 19 años (por estas fechas), tuvimos una incorporación a la familia.

Yo volvía del colegio, al mediodía. Entré en el patio de la casa de mi abuela (una casa de las antiguas, de esas con patio con paredes blancas, suelo de piedra...) como siempre, deprisa y corriendo para comer en 10 minutos y ver la tele hasta tener que volver al colegio...

...Pero esta vez había una novedad;cómicamente sentado sobre sus cuartos traseros, con los ojos cerrados y con unas pintas de zombi remarcables, había un minino que entraría fácilmente en uno de mis zapatos. Tenía los ojos cerrados y , como ya he dicho, en un concurso de suciedad ganaría a Bebe.

Me quedé mirando al minino hasta que sucedió algo muy gracioso; el gatete estornudó (tschss!, muy bajito) cuatro veces y se cayó hacia atrás del impulso, quedándose panza arriba.

Me acerqué a mirarle más de cerca y pude comprobar que tenía los ojos todavía cerrados; además, uno de ellos estaba muy, muy sucio. No tenía buena pinta, parecía que tuviese alguna infección*.Tenía algunas calvas en su escuálido cuerpo, dejando ver una piel que hubiera sido rosadita si no fuera por la suciedad. En conjunto, era una extraña mezcla de ser adorable y bola de pelo con un aspecto peor que el de un Gremlin en el Aquapark.

El caso es que entré en la cocina y vi a mi hermano, con un amigo suyo, en plena explicación a mi abuela de qué hacía un animalico (más) en su casa. Nunca olvidaré la frase de mi hermano, epítome de la mentira piadosa:

"Cuando he llegado a casa, le he visto caerse de la tapia del patio. Estaría en el tejado de la vecina"

Un gato de pocas semanas.
En un tejado.
Haciendo equilibrios.
Con los ojos cerrados.
Y uno de ellos infectado.
Ya.

(por si no lo habeis notado, es una mentirijilla tipo "me caí en una barca", pero con buena intención)

Por supuesto, mi abuela no se lo tragó. Pero la criatura daba tanta pena que tampoco se atrevió a decirle nada a mi hermano (que, en realidad, se lo había encontrado abandonado, en la pared de un garaje tapiado, en el camino del colegio a casa)

Y eso salvó (por primera vez) al gato sin nombre. (todavía no lo tiene, pero no os preocupéis; lo tendrá, os aviso;no seré cruel, como los documentales esos de naturaleza que nos tienen en vilo con si escapará la gacela o no).

El caso es que, después del colegio, recogimos al gato de casa de mi abuela y lo llevamos a casa de mis padres. La reacción de nuestros progenitores fue la obvia. Mi padre dijo: 


"En esta casa no va a entrar ningún animal"

y mi madre dijo: 

"ninguno más. Que con vosotros dos tenemos bastante"


(yo ya estaba empezando a estar harto del chistecito)

Luego, mi madre dio al gatete de comer; al ser una miniatura, tuvo que usar una jeringuilla. Mi hermano y yo mirábamos alucinados como comía el gato, fascinados mitad porque casi se  tragaba la jeringuilla del ansia y mitad por la cara de ternura infinita que ponía mi madre en el proceso.

Y eso salvó (por segunda vez) al gato sin nombre.

Al día siguiente (Sábado... sí,me acuerdo...sí, soy un hombre...tranquilos, ahora veréis por qué, aun siendo un hombre, soy capaz de acordarme de una fecha)... mi madre dijo que me llevase al gato a la protectora de animales.

Por supuesto, ni mi hermano ni yo queríamos; deseábamos con todas nuestras fuerzas quedarnos a esa misteriosa bola de pelo sarnosa y sus extrañezas; ciego, despelujado, desorientado...por esta descripción, bien podría haber sido Steve Wonder después de una noche de drogas y desenfreno...vale, no era mister Universo, pero inspiraba ternura. O pensábamos que era un buen sujeto para experimentar (esto os lo cuento después)

El caso es que yo, niño obediente por norma (salvo contados profesores :-P), ese día decidí poner en práctica algo que hoy en día está muy de moda; la resistencia pacífica.

Pero claro, una madre es mucha madre, así que hice resistencia pacífica disimulada. Esto es: salí a la protectora a las 12:30, a pasito lento, conversando con una amiga.

Llevaba al gato en el sobaco, apoyado (agarrado con sus uñitas) en el brazo. Que yo, lo de clavarme las uñas como si no hubiera un mañana, lo entiendo; al fin y al cabo, si yo estuviese ciego y unos seres gigantes me llevaran de un lado a otro y me soltasen en sitios desconocidos, también sacaría los crampones y aseguraría el asidero; lo de buscar calor...también lo entiendo, pero el pobre se arriesgó mucho; metió la cabeza en mi sobaco ignorando el peligro tóxico que supone dicha parte del cuerpo en un adolescente. Asombrosamente, no murió durante el trayecto.

La protectora estaba a las afueras. Yo andaba muy lento. Muuuuuuuuuuuuuuuuuy lento.

Así que la protectora ya estaba cerrada cuando yo llegué. ¡AY, QUÉ PENA, NO PUEDO DEJAR AL GATO!.

 Y eso salvó (por tercera vez) al gato sin nombre. Porque seamos sinceros... una cría de gato enferma... ¿qué posibilidades de adopción tenía?

Volví a casa, procurando disimular mi alegría interna ("jo, mamá, estaba cerrado...el lunes si eso, ya..."), sabiendo que, a menos que mi madre o mi padre lo llevasen ellos mismos, tendríamos hasta el próximo Sábado para urdir alguna estratagema.

No hizo falta. Un par de días de mi madre dando de comer el pequeño engendro bastaron. Se quedó y se ganó, con su monez gatuna, un nombre:

Silvestre (Silver para los amigos)

muy original no es, ya lo sé; seguro que yo propuse alguna burrada como "Goku" o "MazingerZ". Mis padres, acertadamente, me ignoraron y Silvestre tuvo un nombre que, si bien no era super-original, era gatuno (la historia de cómo mi segundo gato se llama "Fenster" se resume en: yo le puse el nombre y nadie me vetó)

El caso es que Silvestre pasó por la preceptiva visita al veterinario que, en este orden:

a) se asombró de que el gato estuviese vivo

b) le diagnosticó una infección por hongos en el ojo y en las calvas de pelo que tenía por todo el cuerpo


c) respondió a la pregunta "¿tiene posibilidades de sobrevivir?" de mi madre con un "Hija mía, si no se ha muerto ya, a este no le matas ni con una bomba atómica"


esto condujo inevitablemente a que parte de mi familia (mi madre y mi hermano; yo y mi padre salimos milagrosamente indemnes) tuviese unos hongos muy feos en la piel, regalo de Silvestre y su monería (aun con esas pintas, un gato puede inducirte a que le acunes, le arruñes y le sobes sin ningún problema; that's the cat power!)

Nada que no solucionase una pomada de las caras. Para mi madre, mi hermano y el gato

A partir de ahí, le lavamos, le pusimos la crema, le cuidamos el ojo (que ya estaba afectado irremediablemente y no se pudo curar)... abrió los ojos, fue creciendo...ya era uno más de la familia; comía, cagaba, se duchaba...
...
...
sí, se duchaba.

Este gato no era hidrófobo. Todo lo contrario. Si oía el grifo de una ducha, iba corriendo a ducharse él también. Teníamos que cerrar la puerta para poder ducharnos en paz; Le encantaba el agua corriente (de hecho, ha bebido agua del grifo hasta que no ha podido subirse a la pila del baño)

(no es una foto de instagram;es una foto antigua de verdad.)

Sus gustos culinarios tampoco eran, lo que se dice, muy normales; le apasionaba el yogur (y no le producía cagalera, como a muchos gatos) y sentía una pasión desenfrenada por el chorizo; tal es así que, cuando el gato saltaba al patio del vecino, solo hacía falta salir a la puerta de nuestro patio con una tángana de chorizo en la mano y decir: "¡SIIIIILVEEEEEER!". En unos segundos, le tenías a tus pies pidiendo agua del grifo y una tapa.

Otra cosa que yo no había visto en ningún gato hasta ese momento era la enorme familiaridad con la que trataba a todo el mundo; Cuando entraba alguien extraño en casa, lo primero que hacía era centrarse en esa persona. Esto yo solo lo había visto en gatas hembra con el celo y claro, era por motivos muy distintos ("¡hola, soy fértil, aquí tienes mi culo para lo que quieras!") :-P

Silvestre era distinto. No había persona a la que no se acercase y tratase como si fuese uno más de la familia desde el primer momento. El concepto de gato como "ser arisco que se deja acariciar cuando quiere" no iba con él. El no era un gato "mainstream". Ronroneaba como una locomotora solo con que le sonrieses

Recuerdo la selectividad, estudiando en la cocina mientras el gato intentaba, infructuosamente, atrapar un trozo de plástico del envoltorio del tip-pex que agitaba Nacho, mi compañero de desvelos estudiantiles.

Recuerdo el terror que tenía Silvestre a salir a la calle (incluso en una urbanización cerrada, con patio, como la de mis padres). Recuerdo cómo le gustaba jugar a la pelota y lo buen portero que era. Recuerdo como, de repente, aparecía en el salón con la pelota en la boca, se acercaba a ti, soltaba la pelota, te miraba y,... en fin, que no podías hacer otra cosa.

Recuerdo el lametón que, de pequeño (esto es un flashback improvisado), le pegó Zara, una perra mezcla de Pastor Alemán y de vete-tú-a-saber, cuando les presentamos; un lametón que bañó a Silvestre casi entero.

Recuerdo cuando se subió al toldo de la terraza y tuvimos que subirnos a una escalera para bajarle, aterrorizado. Recuerdo cuando intentaba atrapar los rizos del pelo de alguna de mis amigas, las risas que nos echábamos. Recuerdo cuando mi hermano procedió al inconsciente experimento de meter al gato en el microondas (unos segundos, afortunadamente) y, al ver que tenía calor, meterle en el congelador.

Cuando empecé la universidad, ya le veía menos, sobre todo cuando me quedé en piso. Una vez empecé a trabajar, le veía esporádicamente, cuando visitaba a mis padres los fines de semana.  El gato, como todos cuando nos hacemos mayores, adquirió sus costumbres y sus necesidades; adoraba con locura a mi padre, hasta el extremo de , sobre todo después de que se jubilase, hacer vida al ritmo que él (menos cuando mi padre se iba en bicicleta, que claro, el pobre gato no sabía montar en bici). Por las noches, el gato, a eso de las once, iba al salón y se plantaba pacientemente delante de mi padre hasta que este iba a la cocina, le daba de comer un poco, le acariciaba el lomo y le dejaba acostadito.


Al pasar los años, los achaques empezaron; la artrosis empezó a hacerle mella, tuvo cáncer (extirpado mediante una operación)... y quedó muy tocado. Le dolía todo. Mi padre probó a darle un poquito de jalea real por las mañanas... y el gato mejoró. Volvió a moverse, a subir al ático a ver cómo mi padre pintaba. A pedir respetuosamente a las 11 de la noche que le llevasen a la camita...en total, han pasado 19 años. Unos 100 en términos gatunos.

Y Silvestre ha muerto hoy.

Ha estado una semana tumbado, cansado, sin comer apenas. Mi madre y mi padre le han cuidado, le han mimado, han hecho todo lo humanamente posible. Sufrir mucho, entre otras cosas. La veterinaria les ha asegurado que lo del riñón no es doloroso, que es como un "envenenamiento".

Y hoy, cuando mi madre ha llegado a casa de trabajar, Silvestre estaba en medio de la cocina, tumbado.  Se había quitado el pañal que mi madre le llevaba poniendo unos días (porque no se levantaba para nada) y miraba a mi madre, callado.

Ella  le ha cogido en brazos. Había vomitado un poco. Le ha limpiado. Y ha estado acunándole hasta que, con unos breves estertores, ha muerto. En los brazos de mi madre. Tal y como todo empezó.

Cuando mi madre me ha llamado, llorando, le he dicho que el gato ha muerto como pocos pueden morir; en brazos de un ser querido...nosotros le regalamos 19 años de vida  y él se regaló a sí mismo, entero.

Por eso, cuando pensé en cómo animar a mi madre, instantáneamente me vino a la cabeza un dibujo; ya le he hecho varios (incluso alguno en el que salía Silvestre)...



Buen viaje, Silver. Espero que tus cenizas abonen una buena tomatera..."El ciclo de la vida" y todo eso que te enseñan en "El Rey León".

*los gatos son muy delicados en cuanto a salud ocular; es lo primero que se les jode / infecta cuando están en la calle sin estar bien alimentados



¿quieres leer más tiras? Entra en el listado de tiras y escoge!

Puedes usar esta tira libremente,
cumpliendo tan solo esta licencia CC:
Creative Commons License

150 comentarios:

  1. DaMarChis dijo...
  2. moc moc...
    ¿pues no se me ha metido una cosilla en el ojo?
    moc moc...

  3. Fran G dijo...
  4. Se supone que cuando muere alguien que no es de tu familia se le dice "lo siento" a los familiares del finado. Especialmente si dichos familiares te son cercanos. Nunca lo entendí. Siempre me sonó a "lo maté sin querer, lo siento" y, en conciencia, me cuesta la misma vida soltar esas dos palabras en este contexto. Esas dos o cualquier otra, porque cualquier cosa que se me ocurra decir me suena a vacío. "Ánimo", "Ahora descansa/Ya no sufre"... (De las de "está en el cielo" y demás pasamos). A eso súmale que llevo peor (pero mucho peor) las muertes de los compañeros animales que de humanos (incluso familiares) y ahí me tienes, mudo.

    Nunca he sabido qué hacer en estas situaciones. Miento, no he sabido qué decir. A mis amigos (ya tuve que ir a un entierro de un padre cuyos hijos no eran ni treintaañeros) un abrazo silencioso, un apoyo, un "no estás solo".

    Vaya un abrazo a ti y a los tuyos, Fred.

  5. Luna del Siglo dijo...
  6. Un abrazo, pero que sepas que me has hecho llorar y te he llamado algo feo por lo bajini.

    Ánimo.

  7. Andrés Palomino dijo...
  8. snif (no estoy llorando, me ha entrado algo en el ojo)

    espero que a Silver le toquen una docena de gatitas que complacer en el cielo de los gatos!

  9. RAGE dijo...
  10. Mi más sentido pésame para ti, tu madre y toda tu familia. Yo hace unos años perdí a mi perrita y os entiendo perfectamente....

    Descansa en paz Silver...

  11. Anónimo dijo...
  12. Es muy lindo que los animales se integren tan bien a las familias, me hiciste acordar de mi gata, una historia similar.
    Un abrazo, me hiciste llorar

  13. Unknown dijo...
  14. Yo convivo con Gandalf. Fue indultado de la perrera una mañana en que me levanté extrañamente sin resaca pero con ideas raras rondándome por la cabeza, y acabamos preguntando a un veterinario si era asmático de lo que nos ronroneaba. Cuando celebré mi cumpleaños y se me ocurrió la brillante idea de meter a más de 20 personas en casa (casi me tengo que salir yo), el que mejor se lo pasó fue él, inspeccionando a todos y jugando (más bien dejándose torturar) por los niños pequeños. Le encanta que le lance una rata de peluche para volverla a traer, beber agua del grifo y robarme los calcetines.

    Menos de dos años después ha conseguido impresionar tanto a una pareja de amigos que también han indultado a otro (Bilbo).

    Como dijo Terry Pratchett: "Los gatos fueron adorados antiguamente como dioses. Y aún se acuerdan".

  15. fregandolosplatos dijo...
  16. Una pena, pero parece que tuvo una buena vida gatuna :)

    Otra cosa... ¿Fenster no es "ventana" en alemán? ¿Llamaste a tu gato "Window(s)"? No me lo puedo creer...

  17. Anónimo dijo...
  18. Aborrezco en general a los gatos, pero ésta has conseguido colármela, Fred. Quizá sea porque parece que no era un gato corriente.

    El "lo siento" sí tiene sentido, lo que pasa es que normalmente no es tanto un "siento que se haya muerto" como "siento que ya no puedas disfrutar más de su compañía".

    Lo siento.

  19. Ender Wiggins dijo...
  20. fregandolosplatos: ¡premio!

    efectivamente, llamé a mi gato "Fenster", pero no por su significado, sino por el personaje de "Sospechosos habituales" que interpreta Benicio del Toro... soy muy random poniendo nombres ("sinergia sin control" también fue algo que salió así, en un pronto)

    Lo gracioso es que el nombre de "fenster" fue premonitorio; el intrépido animalico saltó de un cuarto piso persiguiendo a una paloma...y volvió al tercer día, con una fisura en una de las pata delanteras y un huesecillo de la cadera roto. Afortunadamente, el hueso soldó rapidito y ahora es un gato feliz que vive en una casa con las ventanas oscilobatientes :-D

  21. Daniel Sanchez dijo...
  22. Me puse a llorar... mi gato murió también hace poco, y si que me hace mucha falta.

    Dale un gran abrazo a tu madre cuando la veas.. lo necesita.

  23. Weslly Labrador dijo...
  24. Que mal.. Muy muy mal.. un gran abrazo a ti y tu familia Fred, me ha pegado la historia..

  25. Josemy dijo...
  26. A propósito de lo de Fenster, el nombre de uno de mis gatos es Oscura, quería ponerle Ceniza (por el color, pero eso ya no coló). Pero los nombres que le ponen mis padres no son mucho mejores... Pelu (espeluznado), o Corbata (este porque sí, no tiene ningún sentido).

  27. HugoC dijo...
  28. Si entiendo tu dibujo, Dios abre el grifo y el gato bebe de éste?

    Tenía un gato que hacía exactamente lo mismo, no bebía nada que no estuviese saliendo de un grifo. Buen gato :')

  29. el auténtico vincent price dijo...
  30. Pero qué cabr***zo, estoy llorando, no puedes hacer esto sin avisar, cuando yo entro en este blog es para que me hagan reír.

    Lo importante es que esos 19 años no se perderán como lágrimas en la lluvia. Un abrazo muy gordo.

  31. Ana dijo...
  32. Son nuestra familia, con ese modo de amarnos tan especial... Cuando se van, se abre de forma abrupta un doloroso vacío en nuestro interior.

    He llorado con tu narración por la manera fresca y cariñosa de contarla, y he percibido ese sincero vacío que Silver dejó en tu interior. Me ha rememorado similares experiencias, con perros y gatos...

    Os doy mi más sentido pésame así como la enhorabuena por esos años que compartisteis y que, sin duda, no olvidaréis.

    Un abrazo, de todo corazón, por ser una persona que valora, respeta y ama a los animales.

    Ana.

  33. degur dijo...
  34. Joe tio, has hecho que me emocione. Me estaba imaginando lo mono que tenía que ser de pequeño.

    Un abrazo

  35. Xurxo dijo...
  36. Milú, el siamés de mi familia, también está por los 19 años ya y temo el día que me llamen para darme la misma noticia.


    Descansa en paz Silver

  37. McQueen dijo...
  38. Ánimo Fred. Un beso a todos. Espero seguir viendo a Silver en tus dibujos y que siga viviendo en tus historias. Siempre hay sitio para un buen gato, y más para un buen amigo, aunque sea de vez en cuando xD

    Por cierto... ¿cuantos segundos estuvo el pobre en el microondas?

  39. Anónimo dijo...
  40. Buenas, nunca te escrito pero mientras te estaba leyendo me ha entrado una pena indescriptible. En mi caso tengo una Yorkshire que tambien ha parado en la familia de una forma muy casual, el día que la perdamos no se el vacio que se producira en nosotros pero lo que si puedo decir es que mucho animo, porque estos animales son unicos y especiales

  41. martinyfelix dijo...
  42. Que historia tan bonita, aquí me tienes llorando :))

  43. Ranio dijo...
  44. Bueno..que ecir a mi hermano..ahora mismo estoy llorando a moco tendido...tienes ese puto don para relatar las cosas de tal manera que he podido reir y llorar al mismo tiempo..solo puedo decirte gracias por contarlo y de sta forma.Te queiro hermano.

  45. Juan Martínez dijo...
  46. Como ya han dicho por arriba...
    a) Se me ha metido algo en el ojo
    b) Yo aquí entro a reírme, cabronazo.
    c) A mí se me han muerto dos perros por enfermedad, con apenas 5 años. Ojalá hubiera podido disfrutar de ellos tanto tiempo como tus padres de Silver... U_U

    Dale un abrazo a tu madre de parte de la familia internetera; te puedo decir que se pasa fatal, pero que con el tiempo es como cualquier otra pérdida: recuerdas con una sonrisa lo que hacían, y te emocionas igual...

  47. Miss Hurry dijo...
  48. Lo siento mucho :(

  49. ugn dijo...
  50. *snif* Buaaaaaaaa!!! No me cuesta admitirlo, soy un llorón sentimental y tu historia me ha conmovido!!!

    En mi caso, en casa hemos tenido una gran cantidad de amigos peludos que nos dieron una gran alegría. Como olvidar a "Chester", nuestro gato trepa-paredes, a "Escurri", una gata que vivió 13 años con nosotros, nos dió varias camadas de gatitos y nunca dijo ni miau (literalmente, la pobre era muda), "Mimo", el gato por el que mi hermana le puso tanto empeño en que sobreviviera pero que no pudo vivir mucho tiempo pues un auto decidió acortar su vida, y tantos más que dieron alegría a tantos de nuestros días de infancia y juventud.

    Ahora, tenemos una pequeña camada de 5, conformada por "Tontín", un gato que no sabemos si está en este mundo o su mente se fue de viaje XD, "Kuro", mi fiel acompañante cuando me pongo a escribir o a navegar en Internet, "Miku" y "Puki", dos pequeños que mi hermana rescatara de la calle, y "Tommy", la gata atea (le encanta jugar con el cordón separador de las Biblias, incluso cuando estoy leyéndola).

    Lamento tu pérdida mi querido Ender. No todo el tiempo aparece un amigo tan fiel, cariñoso, simpático y gracioso como lo fue "Silver".

    Desde México te mando mi pésame y una pronta resignación. Nunca lo olvides, y el vivirá contigo en tus sueños, en tus recuerdos.

    Saludos...

  51. Mveras dijo...
  52. Me hizo reir por ratos!!! y llorar al final! ... pero qué bonita historia!! ;)

  53. Pablo dijo...
  54. Ya quisieran muchos tener una vida tan larga (proporcionalmente) y tan plena. No me apena taaaaanto por eso mismo, pero... :,(

  55. JoanTretze dijo...
  56. Vivirlo y saber contarlo. Va por Silvestre.

    Y por Rol (mi exgato).

  57. Wailor dijo...
  58. 19 añazos... ya tenía que sentirse querido para vivir tanto. Siento vuestra pérdida. Un abrazo y ánimos para ti y los tuyos.

  59. tldr dijo...
  60. tldr
    too long didn't read

  61. Ender Wiggins dijo...
  62. "tl" is too lazy :-)

  63. cmoft dijo...
  64. Mucho ánimo y un abrazo, Fred. :_(

  65. Daniel González Segovia dijo...
  66. Que entrada mas bonita, casi me haces llorar. Gran gato sin duda, le diste buena vida. Animo.

  67. evceteri dijo...
  68. Que en paz descanse :)

  69. Adrián dijo...
  70. Tienes que quedarte con que le distéis la mejor vida posible. Nunca se sabe cuanto se quiere a una mascota hasta que falta.

  71. kusandore dijo...
  72. Después de leerlo he tenido q ir a abrazar a mi gata. Y una hora después, aun ando con algo en el ojo. Mejor dicho, en ambos.

    Un abrazo muy fuerte para ti y tu familia.

  73. Anónimo dijo...
  74. ¡Que me haz hecho llorar!
    Me hiciste acordar de mi difunta gata, que llegó a vivir 18 años. Tuvo crías varias veces hasta que la hicimos castrar. No se enfermó nunca, afortunadamente.
    Era muy querida, asustadiza al principio con la gente, pero en cuanto entraba en confianza te soltaba una carita que te compraba. Se dejaba mimar, no molestaba para nada y nos hizo compañía a todos en la familia; siempre destinaba un tiempo con cada uno de la flia todos los días.
    Ya hace casi un año que partió, junto con su compañera de juegos, mi perra, que falleció una semana después que ella de tristeza; mi perra tenía un año menos (humanos).
    Hoy en día tengo adoptada a otra gatita. Esta es un polo opuesto... tiene demasiadas energías; pero cuando se deja querer... ¡bienvenido los mimos! Ya la estoy malcriando XD

    Es bueno contar con animales en casa, y sobre todo que se transmita y se inculque el cariño y el buen trato hacia ellos.

    Que descanse en paz Silver.

  75. Ender Wiggins dijo...
  76. me teneis emocionao :___)

  77. Rafa dijo...
  78. Yo nada más con soñar que mi gata se estaba muriendo y me desperté tristísimo y buscándola por todas partes para cogerla y darle un abrazo, así que puedo entender perfectamente lo que es querer mucho a una mascota, que al final no es una mascota, es alguien más de la familia y se le quiere como al que más, porque además, ni discutís, ni te coge cosas prestadas sin avisar ni nada.
    Mucho ánimo y un abrazo enorme.

  79. Toshi Akea dijo...
  80. Un abrazo compañero! :3

  81. John Salvatore dijo...
  82. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  83. Wilus dijo...
  84. Lo siento muchísimo Ender... un abrazo tío! Seguro que está en un lugar mejor ^^

    Normalmente no me gustan los gatos, de hecho, los odio pero tanto Darwin con su habilidad de PHP y Silver... me hacen recapacitar. Tengo un perro y una tortuga en casa, ambos son los mejores amigos que tengo y los quiero muchísimo, y... bueno, me sentiría fatal si muriesen alguno de los dos. Espero que no estés demasiado mal... ¡Un abrazo!

    PD. Descansa en Paz, Silver, allá donde sea que estés ahora.

  85. Dinora Hernandez dijo...
  86. Ohh que penita, la muerte de las mascotas es tan triste y solo queda recordar que se les dio la mejor vida posible.

    Mis mejores deseos para estos momentos

  87. Anónimo dijo...
  88. helmut:
    hace unos meses (abril) pase por una esperiencia similar, y te digo de todo corazon que lo siento muchisimo, se que esta en un sitio mejor, y un abrazo a todos.

  89. Joe Alder dijo...
  90. Yo también rescaté, hace un par de veranos, a una gatita blanca como la nieve, mientras estaba de vacaciones con unas amigas. A sabiendas de que en mi casa no iban a aceptarla, aun así compré un transportín y pagué un billete de vuelta para ella.

    A diferencia de ti y de tu hermano, sin embargo, la resistencia pacífica no me sirvió de mucho: mi madre se negaba a acercarse a ella, para evitar cogerle cariño, igual que mi padre, y me dijeron que tenía tres días para encontrar un nuevo dueño, o se la llevarían ellos mismos a una protectora.

    Afortunadamente, pude encontrar a quien se hiciera cargo, y la última noticia antes de perderle la pista era que estaba sana y fuerte, hidrofílica como el bueno de Silver (siempre chillaba como una loca en cuanto oía abrir el grifo; pero en cuanto tocaba el agua se ponía a ronronear), bien alimentada y feliz.

    Me costó horrores separarme de ella, y apenas la tuve un mes. No puedo empezar siquiera a imaginar lo que tiene que haber supuesto para ti despedirte de Silver tras diecinueve años.

    Espero que Silver esté ahora bebiendo del grifo en un lugar mejor. En cuanto a tu familia y a ti, solamente puedo daros el pésame y desearos mucho ánimo :)

  91. Gonzo dijo...
  92. Miauuuu

  93. David dijo...
  94. Ha sido inevitable soltar unas lagrimillas. Hasta el corazón de Sauron se enternecería con esta historia. Yo me encontre una perrita abandonada hace 13 años k me dio los 10 años mas maravillosos de mi vida. Hace 3 k se fue y aun la sigo echando de menos como el 1º dia.

  95. YALYKN dijo...
  96. WOW !! que triste ! lloro mucho !! me puede mucho cuando fallece una mascotita que es un mimbro de la familia y es que no hay amor mas sincero y leal que el de un amigo animal.

    un abrazo a tu familia !

  97. Aburridora dijo...
  98. Me hiciste acordar a mi gato "Mongo" que también murió de viejito. Fue re duro para todos. No era una mascota, era un miembro mas de la familia.
    Fuerza!

  99. nazuky dijo...
  100. tu historia me gusto ,sobre todo porque amo a los gatos mi gato se llama cucharita , llego a mi con apenas 23 dias de nacido lo baje de un àrbol donde su mama lo dejo y lo adoro ahora tiene 1año 4 meses.

  101. EANDREAZD dijo...
  102. Quisiera decir algo que te anime, pero creo que escribiendo la historia de tu gato y como llego a tu familia ya secaron un poquito las lagrimas... Yo puedo entender con facilidad tus sentimientos porque no hace mucho tuve que dejar ir a mi perra de 15 años (Sigo tratando de convencerme de que fue lo mejor para ella)pero eso es otro cuento, lo que quiero decir es que he experimentado ese dolor, si, físico dolor en el corazón cuando uno tiene que asumir que ya no esta mas ese alguien que uno quiere tanto.

    De todas formas, por lo que cuentas Silver tuvo una buena vida.

    Saludos!

  103. ball3st3ros dijo...
  104. Lo siento mucho, yo también he pasado por algo así, y, bueno, ahora tengo cuatro gatos maravillosos y muy diferentes entre sí, con historias también muy diferentes,....Me ha emocionado tu historia

  105. ball3st3ros dijo...
  106. Lo siento mucho, yo también he pasado por algo así, y, bueno, ahora tengo cuatro gatos maravillosos y muy diferentes entre sí, con historias también muy diferentes,....Me ha emocionado tu historia

  107. Anónimo dijo...
  108. Enhorabuena por la decisión de haberle permitido al gato vivir con esta familia, y de paso descubrir la buena amistad y compañía que es un gato. Me alegro mucho por la buena vida de Silvestre y el recuerdo vivo que ha dejado en los corazones.

    & gatos de la calle han decidido vivir con nosotros, espero que también sean 19 años o más!!

  109. Daneel dijo...
  110. ¡Qué cabrón! Yo también me he emocionado y me he sentido identificado porque tuve una experiencia muy parecida aunque, en mi caso, con un perro ("Cusqui", hace muchos años que murió pero aún me enternezco cuando le recuerdo).

    Pero tú eres como Dios, tío, has creado un mundo y puedes hacer que siga viviendo en él. Fred está necesitado de cariño, también de cariño gatuno.

    Por cierto, y hablando de experimentos gatunos (también tuve gatos, la infancia en un pueblo rural da para mucho):
    - Doy fe de que si "se caen" por la ventana de un primer piso, siempre caen de pie (y salen corriendo)
    - Doy fe de que si se les intenta introducir en un barreño con agua, sus patas siempre se prolongan proporcionalmente al radio de la boca del barreño, y esas patas son capaces de, a la vez, aguantar agarradas al borde del barreño y producirte arañazos por todo el cuerpo.

    Y es que a ciertas edades la provervial crueldad infantil sumada a la curiosidad supera ampliamente el sentimiento de ternura.

  111. LoLo dijo...
  112. ay... qué penita! Me has emocionado mucho. Silver ha tenido una buena y larga vida, mucha suerte de dar con una como la tuya que lo ha querido y cuidado. Un abrazo grande

  113. Jesús Leganés Combarro dijo...
  114. Mira que ya desde el titulo del post (que tambien es el de un libro) me lo estaba oliendo el final, pero lo cierto es que no he podido evitar ponerme a llorar como un loco a mitad del relato... Tengo una cosa peluda de color negro con uñas y dientes que abandonaron en la puerta del veterinario junto a sus hermanas y que va a cumplir un año dentro de poco y no he podido evitar pensar en que pasara dentro de unos años... :'-(

  115. Serpeca23 dijo...
  116. Maldita alergia! Esta mañana me gotean los ojos un montón...
    Estaba leyendo y estaba viendo a mi Lince que apareció en el parking de mi edificio en un estado igual de lamentable. Ahora tiene dos años y medio y es todo un gatazo.
    Como dicen por arriba, no se sabe qué decir en estos casos (a mí ya se me fueron varios compañeros/amigos de cuatro patas). Yo creo que la única forma de animarse un poco es pensar que tuvieron una buena vida, que les dimos todo el cariño del mundo y recordar el amor que ellos nos dieron a nosotros. Ánimo a toda la familia
    Por cierto, no sé si Dios tendrá puerta en la ducha, pero, si no la tiene, que vaya llamando al carpintero... :)

  117. Anónimo dijo...
  118. Hola

    Tengo un gato de 20 años, que pese a que esté bien actualmente, se que biológicamente no puede durar mucho tiempo más. De todas formas tendré que contentarme sabiendo en que ha llevado una vida espléndida.

    Me alegra comprobar, que tu caso es similar al mío y Silvestre ha podido gozar de la oportunidad que le ha dado la vida (que le has dado)

    Quería aprovechar para felicitarte adicionalmente por tus tiras cómicas. Me ayudan a superar un poquito, mi jornada informática :D

  119. Anónimo dijo...
  120. Mis mas sentidas condolencias, Amigo... Yo estoy cerca de llegar a esta situación, y me he identificado mucho contigo. Un fuerte abrazo para toda tu familia!

  121. Entrari dijo...
  122. Nosotros adoptamos a Nano, un gato que tuvo la suerte de salir de una casa dónde le pegaban y acabar en la nuestra. Jamás conocí a un gato más dócil, ni que tampoco supiese que era el embutido (en nuestra casa descurbío el Jamon York, y se desvivía por ello).
    A nosotros a cambio nos regaló ocho años de su vida. El gato más manso y cariñoso que he conocido jamás. Y afectuoso. La contrapartida de todos aquellos que dicen que los gatos son huraños e interesados.
    Murió en mis brazos. Dos días antes, cuando sus problemas de riñón eran evidentes, no reparé en salir echando hostias a un hospital veterinario. Tampoco lo hice en dejar el coche aparcado en dónde primero vi un sitio, con la consecuente multa. Era alguien de la familia.
    Os acompaño en el sentimiento. Tenemos suerte de vivir más que ellos, pero eso no quita la perdida, y el gran hueco y recuerdo que se queda

  123. Adoptaloo dijo...
  124. Muy conmovedor, a más de uno nos ha traido muchos recuerdos. Os recomiendo a todos que llenéis vuestra vida con una mascota, seguro que os dará muchísimos buenos momentos.

  125. Lucia dijo...
  126. jolin, q llorera más tonta! aqui estoy con mi gata q me esperó toda una noche debajo de mi coche, me tenía vigilada y cuando me vio, salió y emitió unos de sus interminables maullidos y se me clavó en el corazón. Ya no pude dejarla. La llevé a vivir a donde trabajaba, pero cerraron y evidentemente, no la iba a dejar allí y me la traje a casa de mis padres donde ahora es la reina de la casa. Una gatita callejera con una picardía con los humanos que le ha ayudado a sobrevivir...

  127. Paula dijo...
  128. Lo que hicísteis fué lo mejor, Silvestre os dió 19 años maravillosos y siento muchísimo que se os haya ido, yo lo pasé el año pasado con mis dos perros y ahora tengo una perrita que recogí abandonada y 3 gatos que llevan la mayor 8 años conmigo el mediano 5 y la pequeña año y medio son lo mejor que tengo.
    Allá donde esté Silvestre siempre estará contigo.
    Un fuerte abrazo.

  129. Anónimo dijo...
  130. Debeis pensar en la buena vida que le disteis y la buena vida que os dio el, nada mas. Estar orgullosos de haber vivido con él y privilegiados.

  131. Anónimo dijo...
  132. 19 años.... pocos gatos viven tanto... yo tengo uno que va para 12 y está increiblemente bien, eso que dicen que los gatos viven poco... Había visto gatos vivir hasta los 18 años, pero 19, nunca!

    ¡¡¡ Larga vida a los gatos !!!

  133. Syara dijo...
  134. Dentro de diez días hace ocho años que murió mi perra. Y yo hice un post parecido también -por todas las redes sociales que tengo- así que mi mota en el ojo es con verdadera conciencia de todo lo que has escrito sobre Silvestre.
    Parece mentira como bichillos enanos, medio despeluchados y con cara de no entender qué demonios haces al cogerlos en brazos pueden acabar dándote tanto amor, tanta compañía... cómo pueden darse tanto durante tantos años a cambio de nada.

    Muchos ánimos, que sé que no es fácil esto de decirles adiós...

  135. Jelencilla dijo...
  136. Yo también adopté a mi gata, (y a todos sus hermanos), les busqué hogar a todos y me quedé con ella, que no sería la más guapa pero si la más "salá" y para mi es la más bonita del mundo, me tiene robado el corazón, no quiero ni pensar en el día en que me falte.

  137. Jesús López dijo...
  138. Sigo tu blog con asiduidad pero es la primera vez que comento algo, y ha sido este genial articulo pues me gustaría verme reflejado, vamos a adoptar un gatito proximamente y solo espero y deseo poder hacerle feliz mientras este en mi mano tal y como vosotros lo habéis hecho.

    Mucha gente dice de los gatos bla bla bla, cosas que no les hacen honor, puesto que suelen fijarse en gatos de la calle que tienen que "ganarse el pan" pero si lo piensan, un perro al que la vida hubiera tratado igual que al gato, se comportaría de la misma manera.

    En fin, gran post, y espero que pronto te animes y adoptes otro gatito.

  139. Anónimo dijo...
  140. Jolín, que pena me ha dado. Y mi gato también se llama Silver...

  141. alejandra dijo...
  142. buen viaje silver!!yo tb he tenido la perdida reciente de mi gata que me la regalaron en mi 14 cumpleaños, y ha muerto a los 18 años y medio como la añoro!

  143. David dijo...
  144. Me considero un tipo duro, pero esto es de echar mano del paquete de klinex

  145. Kullman dijo...
  146. Este mismo año murio tambien mi perro, Pichi, aunque en este caso fue sacrificado para que no sufriese (estaba muy machacado).

    Era un cruce entre pastor belga y husky siberiano y, posiblemente, el perro mas bueno de la historia (mi novia le tiene mucho miedo a los perros, pero al Pichi lo adoraba).

    Descansen en paz ambos.

  147. Anónimo dijo...
  148. Lo dan todo por nosotros a cambio sólo de un poco de cariño. Son unos seres adorables. Mi familia y yo lloramos más por nuestro gato que si se hubiera muerto alguno de la familia.

  149. Mazintosh dijo...
  150. Me ha emocionado, y me he identificado mi gato lo adopte en la sociedad protectora de animales, no se si sera por eso pero es el animal mas cariñoso que he conocido nunca, incluyendo perros y bastantes personas, y me he identificado, mi garo me trae bolas de papel para que se las tire sin parar, le encanta :)
    Un abrazo amigo, animo

  151. Anónimo dijo...
  152. Además de mi perra Titi, tengo dos gatos de un año rescatados de la calle, Tigrito y Negrito (nombres cortesía de mis hermanos pequeños). Son también muy cariñosos y con tendencia a acurrurcarse encima o al lado mio cuando estoy sentado. Da mucha vida tener animales en casa y eso que me ha pillado ya más mayor que de pequeño más bien XD. El post precioso de principio a fin.

  153. PoRiLo dijo...
  154. Eres un hijoputa. Leo este blog desde hace años para reirme y no para emocionarme como una colegiala. Tengo un gato de 13 años al que llamamos "señor" porque ya se le notan los años y empieza a tener pinta de persona respetable. Ha tenido dos acompañantes femeninas que se quedaron por el camino, una a raíz de las complicaciones de un parto y la otra por un envenenamiento con una planta de pascua (sí, las euphorbias que tanto se ven en navidad son muy venenosas, mantenedlas alejadas de los gatos). Creo que sé lo que se siente cuando se pierde a un bichillo como estos. Un abrazo y ánimo.

  155. LYE dijo...
  156. Me ha recordado muchisimo a la historia de mi gato que recientemente tambien murio a la edad de 19, de esto hace como unos 2 meses, siempre se les echa de menos, es como si se muriese parte de tu vida y tu pasado.

  157. Anónimo dijo...
  158. Hace muchos, muchos años tuvimos una gata en casa. Vivió 23 años (23!!!), y murió tranquila, en su casita, al lado de su comida, y que sepamos no sufrió. Yo ya no vivía en casa de mis padres y apenas la veía, pero cuando iba a casa de mis padres me reconocía y me seguía como haría un perrito. Era encantadora.

    Hace 1 año por casualidad pasé por una tienda de animales. Y ahí estaba: su doble convertida en gata de raza (la primera era una gata de la calle). Ni lo dudé: la compré, y aquí está conmigo compartiendo mi vida, yo haciendo lo posible para que sea la gata mejor cuidada del mundo, y ella alegrándome mi vida. Como creo que le encanta vivir aquí diría que, aunque ella no lo sabe, le debe su buena vida a otra gata a la que nunca olvidaré. Igual que ya tampoco la olvidaré a ella.

  159. Anónimo dijo...
  160. Qué historia tan bonita¡¡¡¡¡¡¡

    Estoy blandito ahora.....

  161. Monglomorolos dijo...
  162. Siento el motivo de la entrada, pero me ha agradado el modelo de escritura, y me parece que sirves más para escribir historias que para las viñetas humorísticas... (Mi opinión, allá cada uno con la suya, que para gustos ya se sabe.)

    D.E.P. Silver

  163. morri dijo...
  164. Yo también crié un gatito que llegó a casa medio sucio y un poco enfermo de la barriga y duró hasta los 17 años, ya muy enfermo. Supongo que sufrieron tanto de pequeños que luego aguantan lo que les echen.
    Mucho ánimo y me has emocionado porque me he sentido además muy identificado.

  165. Anónimo dijo...
  166. Bonito relato de amor a primera vista, un gran abrazo de un desconocido

  167. hespresati dijo...
  168. Que descanse en paz. Como dices, mejor no ha podido irse. A todos nos llega nuestro momento. Y por desgracia los gatos y perros se van antes que nosotros.

    Ahora mismo tengo una gatita que encontré abandonada. No es la primera, y no será la última

    Un saludo

  169. Homo libris dijo...
  170. Yo comparto mi casa con dos gatos y ellos me lo dan todo, como dices acertadamente. Y aunque yo siempre "he sido" más de perros, estos dos felinos se han encargado de cambiarme hasta el punto de no saber de quién soy pero quererlos a todos.

    En momentos así sobran las palabras: yo no quiero ni pensar en el momento en el que me falten mis pequeños, pero te envío todo el ánimo del mundo; el de ellos y el mío.

    Un abrazo.

  171. Anónimo dijo...
  172. Sé como os podéis sentir, hace un mes murió mi gatito Valentino y se pasa fatal. Aunque parezca mentira, he sentido más la pérdida de Valentino que la de mis propios familiares o amigos. La felicidad y alegrías que nos pudo dar, jamás nadie nos la dió.

    Le salvasteis la vida a Silvestre y seguro que fue super feliz a vuestro lado.

    Ahora estará en el Arco Iris, junto a Valentino y muchos animales más.

    "Hay un puente que queda entre el Paraíso y la Tierra, y se llama Puente del Arco Iris.

    Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra muere, entonces va al Puente del Arco Iris.

    Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, para que ellos puedan correr y jugar juntos.

    Hay mucha comida, agua y sol, y nuestros amigos se encuentran cómodos y al abrigo.

    Todos los animales que han estado enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados.

    Los animales están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás.

    Todos corren y juegan juntos, pero llega un día en que uno de ellos se detiene de repente y mira a la lejanía. Sus brillantes ojos se ponen atentos; su impaciente cuerpo se estremece y vibra. De repente se aleja corriendo del grupo, volando sobre la verde hierba, moviendo sus patas cada vez más y más rápido.

    Tú has sido avistado, y cuando tú y tu amigo especial finalmente se encuentran, los dos se abrazan en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de besos cae sobre tu rostro; tus manos acarician nuevamente la cabeza amada, y puedes mirar nuevamente a los confiados ojos de tu mascota, tanto tiempo apartada de tu vida, pero nunca ausente de tu corazón.

    Entonces los dos cruzan el Puente del Arco Iris juntos..."

    Un abrazo y mucho ánimo

  173. Anónimo dijo...
  174. me he sentido totalmente identificada con tu historia...mi gato pixi llego a mi vida exactamente de la misma manera hace 5 años y no hay dia q no me saque una sonrisa...muchas gracias a ti tb xq con tu historia hoy me has hecho reir, me has enternecido y me has hecho pensar q carajo tendrá mi gato pixi para q lo quiera tanto..ahora veo q no soy la unica y q mi pixi al fin y al cabo no es tan raruno.,..gracias por hacerme hoy sonreir, lo necesitaba, has ganado una nueva fan...un abrazo para tu familia

  175. Anónimo dijo...
  176. Qué historia, y qué bien contada...
    Lily,esa cosa enclenque y blanquita (algo sucia pero blanquita) me compró con sus mini-maullidos, ronroneos y subidas a la espalda y consiguió que la llevara a casa a pesar de que acabábamos a despedir a nuestro precioso Sindu. Esa fue la vez que demostró más empatía, la verdad (como lo sabía, la tipa...) Hace años que está en casa de mis padres, con su carácter huraño y con sus monerías, adorables a partes iguales.
    Entiendo lo especial que fue para vosotros Silvestre, por lo que os envío un fuerte abrazo.

    Pd: transmite ese abrazo a tu madre, por favor...
    Ppd: qué raro, a mí también me ha entrado algo en los dos ojos...

  177. Anónimo dijo...
  178. Maravilloso, precioso

  179. Anónimo dijo...
  180. otro con algo en el ojo... se lo que es eso... perros gatos... ánimo! y sonrie por haber podido compartir 19, no porque no esté :)

  181. delagranja dijo...
  182. Qué suerte tuvo Silver de caer en tu patio, tal y como están algunos patios para los gatos... Te acompaño en el sentimiento de corazón.

  183. Javier Gómez dijo...
  184. Jo, la historia de nuestra gata, que mi hijo encontró hace 11 meses empieza exáctamente igual, con un ojo perdido por infección y camino a una protectora... ahora es una mas, y al igual que silvestre nuestra Misi Fu trata a todos como si fueran de la familia y... bueno, es tan similar que uno no puede nada mas que echar una lagrimita, mezcla de rabia y alegría.

    Un fuerte abrazo

  185. Anónimo dijo...
  186. Triste que se haya ido el bicho pero afortunadamente ustedes le dieron una verdadera familia y mucho amor, valió la pena su paso por este mundo!! Un abrazo.

  187. Enrique Martinez dijo...
  188. preciosa tu historia, me recuerda a tantos animales que he tenido, y a mi gata que tiene ya 17 años y la tengo sentada aqui al lado...son la mejor compañia..

  189. Anónimo dijo...
  190. mi gato .. mi vida. murio en mis brazos. el dia mas triste demi vida. pero quince años conmigo. felices.

  191. Silvester!!!! dijo...
  192. Que penita me ha dao, pero que historia mas bonita, yo tengo a mi perrita, el mes proximo hace ya 12 años..y ojalá fueran inmortales..llevo bastante tiempo intentando mentalizarme de que tengo que estar preparada..pero para eso nunca se esta, tengo tb a mis 3 gatos, pero aún son jovenes y sanos..Un saludo y gracias por compartir vustras historias..

  193. beachan dijo...
  194. al final acabamos con las existencias de kleenex :/
    uf! madre mía!!
    por suerte somos muchos los que tenemos esa capacidad de querer.

  195. Ana dijo...
  196. A mi no me ha entrado nada en el ojo. Lloro a moco tendido y me caen unos lagrimones enormes. Tuve un Silvestre en mi vida, negro como el carbón, mi primer gato macho, después de unas cuantas hembras (Gati, Guni, Rayas, Manchas y Lisa). Llegó el último, pero se fue demasiado pronto.
    Ahora tengo a su doble, Curro, y a un enano zascandil, Xisco, que son mis pequeños grandes compañeros.
    Lisa comparte piso con mi hermano y otro gato jovencito y pelirrojo que respeta su vejez.

    Anécdotas tengo miles, recuerdos a diario y ternura y cariño para seguir dando, todo el del mundo.
    Gracias por tu historia, me ha encantado. Y mucho ánimo.

  197. Leti dijo...
  198. Holaa! Acabo de leer tu entrada, y tenía que escribirte algo. Me has hecho llorar de una manera.... Yo también tengo un gato, y leyendo todo lo que has puesto, me recuerda muchísimo al mío, cariñoso con todo el mundo, se come todo lo que le das, vamos, yo no sé qué haría sin él. Ahora tiene 17 añitos y ha pasado sus malos momentos pero está como un gato pequeño y juguetón :)

    Simplemente quería agradecerte por el texto tan bonito que has escrito, porque el cariño que se le puede tomar a un animal a veces es más grande que cualquier cosa. Y te lo escribo todo esto con los lagrimones cayéndome por la cara!

    Un abrazo muy grande :)

  199. Anónimo dijo...
  200. Me ha emocionado tu relato aunque no tengo ni he tenido nunca gatos, pero es tan sensible y esta escrito con una elegancia.....Me ha hecho acordarme de mis perros Koeman, Yuri y Nela que fallecieron con 3 meses y 10 y 14 años respectivamente. Se me han saltado las lagrimas al acordarme de mi Yuri mientras leía tu relato. Todas las noches se iba a dormir a su casita debajo de la escalera, pero todas la mañanas amanecía sobre la pequeñita alfombra que había en el lateral de mi cama a los pies de la mesita de noche. Con la de veces que por las mañanas lo he pisado al levantarme medio dormido....y el seguía subiendo cada noche a mi cuarto. Solamente puedo agregar que os acompaño en el sentimiento y que penseis la suerte que habeis tenido Silver y vosotros de que vuestros destinos se cruzaran. ¡¡¡Animo!!!

  201. Anónimo dijo...
  202. Tengo un gato negro (más bien pantera porque es realmente grande y con el pelo tupido haciéndole más grande aún) de la protectora que va a cumplir 19 años este verano. Tiene una tos ocasional desde hace un tiempo que no han sabido curarle, pero está extremadamente sano. No tiene más problemas.

    Hace un tiempo me mudé y lo tuve que dejar con mis padres porque al irme yo si me llevo al moro (su nombre, junto con Curro x'D) a mis padres les da algo.

    Me gustan muchos los animales (el verano pasado me monté un acuario de 80l. sin experiencia alguna. Realmente relaja mucho verlo y es un hobby interesante), y al no poder dedicarle el tiempo necesario a un perro, sabía que cogería un gato con el tiempo. Desde inicios de año adopté uno en la perrera municipal. Era de una campaña de castracción. Los cogen, les esterilizan, les cortan la punta de una oreja y los vuelven a soltar. Lo de cortarles la oreja es para poder identificarlos como gatos castrados y no molestarlos de nuevo en futuras campañas.

    Patxi -su nombre- tuvo suerte y me encontró (y yo a él).

    "Recuerdo cómo le gustaba jugar a la pelota y lo buen portero que era. Recuerdo como, de repente, aparecía en el salón con la pelota en la boca, se acercaba a ti, soltaba la pelota, te miraba y,... en fin, que no podías hacer otra cosa."

    Sonrío al leer esto. Al contrario que el moro, que aunque era y es (pese a su edad) muy juguetón, a Patxi le encantaba desde pequeño jugar con pelotas de papel de aluminio que le hacía. Le compré unas pelotas esponjosas que botan que son como una droga para él. No me costó mucho enseñarle a recoger la pelota tras tirársela, y en muchas ocasiones viene también con la pelota en la boca, me la suelta al lado y me mira o llama la atención de alguna forma para que se la tire y juegue con él.

    Este vídeo es de hace un par de meses, pero lo sigue haciendo a diario x'D

    www.youtube.com/watch?v=exKPj0ULFcU

    En fin. Siento la pérdida, pero estas cosas hay que verlas como los buenos ratos compartidos y que se le ha dado una buena vida al animal, y él a vosotros.

    Desde aquí animo a cualquiera que quiera un gato a preguntar por camadas que buscan hogar (en tiendas de animales suelen poner carteles), o hacer una simple llamada telefónica a la protectora de animales o perrera municipal de vuestra localidad. Al final lo bonito o feo que es el gato es lo de menos si realmente os gustan los animales.

  203. Orion el pastor dijo...
  204. No hay mejor forma de honrar la memoria del pequeño Silvestre que escribir un texto tan lleno de cariño y afecto como el que has hecho. Gracias por compartirlo con los demas, y permitirnos conocer a traves de tus recuerdos algunos episodios de su vida.

    Siempre he sido un gran amante de los gatos y he tenido varios, sufriendo mucho la perdida de cada uno de ellos... pero es ley de vida.

    Animo!

  205. RespuestasVeganas.Org dijo...
  206. Todos los animales morimos, unos por enfermedades y otros porque son asesinados.

  207. Anónimo dijo...
  208. Me has echo recordar a mis gatos, me has sacado las risas que me sacaron ellos y tambien como dices siguieron el ciclo de la vida, y se me ha encogido el corazon al pensar que ya no estan... bonita historia...un abrazo y animo.

  209. Isabel Ibáñez dijo...
  210. Ayer mismo me dio por pensar, casualidades de la vida, lo doloroso que sería si mi gatita (de dos años y tan pancha tumbada en el sofá sin saber los pensamientos de su compañera de piso) se pusiera mala.
    Me he hinchado a llorar con la historia de Silver, exijo una compensación ;(

  211. Carlos del dijo...
  212. Mi pésame. En mi familia nunca fuimos de animales lo intentamos una vez y mi madre devolvió el gato por que le obligaba a jugar conmigo y los fuerte de Playmovil al mas puro estilo gozilla, por el bien del gato lo llevo a la finca de mis abuelos

  213. Anónimo dijo...
  214. Te acompaño en el sentimiento.

  215. Roman dijo...
  216. Te entiendo a la perfección:

    yo tuve una gatita que se llamaba Dama, me la regalaron con 9 añitos y ha estado conmigo durante 18 años y dos meses, hasta el verano pasado. Recuerdo infinidad de vivencias con ella, además de 3 veces que parió y tuvimos montones de gatitos a nuestro alrededor. Ha sido una compañera fiel, cariñosa (con nosotros, el resto de la gente no le gustaba xD) y que para mi, que no he tenido hermanos, ha sido como la hermana que nunca tuve.

    Si Dama hubiera hablado, cuantas cosas habría podido contar...

    Como al tuyo, con la edad vinieron los achaques: artritis, problemas de riñón, etc. Estuvimos cuidándola todo lo que pudimos, pero hubo un momento en el que mi pobre Dama no podía levantar las patas traseras del suelo, y fue arrastrándose hacia mi: eso fue lo máximo que pude soportar, y la llevamos al veterinario a que acabara su vida sin más dolor, de forma pacífica.

    Lloré mucho, mucho ese día, y la llevaré siempre en mi corazón... ahora tengo un bulldog francés, Koopa, que espero que esté con nosotros durante muchos muchos años.

    ¡¡Y no vuelvas a hacerme casi llorar de este modo, que estoy en el curro leñe!!

  217. Anónimo dijo...
  218. Lo siento, yo también he pasado por casi 18 años con un gato y se les echa muuuucho de menos.

    Ni te cuento lo mal que lo pasaremos cuando nos deje la que tenemos ahora que lleva 12 años.

  219. Anónimo dijo...
  220. Tuve un minino parecido al tuyo. A su madre la recogimos en casa y parió una camada. Nos quedamos con él por ser completamente negro. Era como un perro. Te seguía a todas partes, se acostaba en la cama y se ponía al lado al lado haciéndote compañía, si te encontrabas mal, te hacía compañía en la cama...
    Y le chifraban los croissants de chocolate, el yogur y el turrón de jijona.
    Nos afectó mucho cuando murió luego de 16 años de vivir con nosotros.

  221. Anónimo dijo...
  222. Deimi.Mi gata, que vivió también 19 años, se llamaba Deimi.EL nombre se lo puso mi hermana ;-)

    A Deimi la compraron los padres de un amigo y vecino, pero oh, que lástima, resulta que mi amigo tenía

    alergía, y no pudieron quedársela, así que nos la regalaron.

    Recuerdo la primera vez que la ví: los padres de mi amigo intentando que comiera un bistec (¡crudo!) casi

    tan grande como ella.Aún me rio al recordárlo.

    Nos dió muy buenos momentos, y mucho amor incondicional.Nosotros la cuidamos lo mejor que pudimos, le dimos

    todo el cariño y todos los mimos de los que fuimos capaces, todos los días, sin excepción.

    Un día una amiga de mi madre trajo a su gato a casa(según ella, no "funcionaba", sexualmente

    hablando).Bueno, desde luego, en aquella ocasión funcionó, porqué Deimi se quedó preñada.

    Recuerdo que, estando ya bastante hinchadita por la gestación, un día que me disponía a irme al instituto,

    por la mañana, ví como, no sin bastante esfuerzo, se subió a mi cama, y se metió debajo de la colcha, como

    si buscase un sitio calentito y que le diese cobijo.
    Extrañado, destapé la cama, y me miró con una cara como diciendo: -Creo que ya ha llegado el momento,

    colega.
    Lo entendí enseguida: iba a dar a luz inmediatamente.Así que la llevé a su cestito, le puse toallas y

    mantas, y allí mismo dió a luz a 4 hermosos gatitos y a una preciosa gatita.

    Nos quedamos a la gatita (Chabalina, otra vez mi hermana y sus nombres :-)), y los otros 4 los dimos a

    amigos y conocidos.

    Después de esto, madre e hija convivieron felizmente 12 años.Muchos juegos entre ellas, algún que otro

    capón (sí, Deimi le daba capones a su hija, con la pata pero sin arañarla), y sobretodo, muchos lametones,

    para acabar quedarse dormidas juntitas, toda una orgía de pelo y amor, vamos.

    Madre e hija también sobrevivieron a sendas caídas por la ventana de un 4º piso, milagrosamente.A Deimi

    debió de gustarle, porqué repitió.Y volvió a sobrevivir, ole sus ovarios.

    Chabalina nos dejó a los 12 años, no fue nada agradable.Nos la encontramos un día tosiendo sangre, y no

    pudimos hacer nada por salvarla.Fue algo tan repentino, que nos pilló por sorpresa.

    Por fortuna, Deimi lo llevó bien.Seguí alegre, juguetona, y como a todos los gatos, le encantaba buscarse

    un rinconcito con sol para dormir.

    Nunca olvidaré el día que la llevamos a castrar y al volver a casa y abrir la jaula, todavia bajo los

    efectos de la sedación, como al llamarla, se medio arrastraba hacia nosotros, con los ojos brumosos, para

    que la cogiésemos.

    Hace unos meses, ví que Deimi intentaba saltar a lo alto de una silla, pero tras un par de intentos, lo

    dejó y se tumbó en el suelo.Yo la cogí y la subí a la silla.
    Pero eso se volvió a repetir en varias ocasiones.Y además apenas comía.La veterinaria fue clara: estaba

    mayor, y ya había vivido mucho.

    Lo prolongamos todo lo que pudimos, pero tampoco podíamos ser egoístas: cada segundo que quisiéramos

    disfrutar de ella, era un segundo más de sufrimiento también para ella.
    Así que, con todo el dolor de nuestros corazones, la tuvimos que sacrificar.

    Así que, bueno, ahora hay que pensar no en el hueco que dejan estos adorables animales, sinó en todos los

    buenos momentos y vivencias que nos han dado, y todo el cariño y amor que hemos compartido con ellos.

    Saludos.

  223. Anónimo dijo...
  224. Vaya, siento el espaciado, juro que en el bloc de notas salían bien los párrafos.

    Saludos

  225. Juan Carlos dijo...
  226. Me ha recordado a Rubi y los 11 años que pasó con nosotros.

    También murió tras estirparle un bulto que aún siendo bueno, fue el principio de una debacle sanitaria que le dejó tocado, diabético y demás.

    Acabamos pinchándole insulina todos los días y la veterinaria alucinaba cuando le decíamos que lo haciamos nosotros y el gato se dejaba sin problemas.

    Lo que lloré por ese gato creo que no lo he llorado por nada y hace poco, viendo que podía pasar parecido con Nala, mi gata (junto a Melo) no me lo podía aguantar.

    El otro día paseando oía a una chica de 14-15 años diciéndole a su amigo, el tipico malotillo "Cuando se te muera un perro que has criado y alimentado desde pequeñito vas a llorar como nunca en tu vida" y me recordó que tenía MUCHA RAZÓN.

    Ánimo, que allá donde esté, estará feliz de haber tenido a unos amos como vosotros.

    un fuerte abrazo

  227. Anónimo dijo...
  228. Hola, pertenezco a una protectora, y al leer la historia se me ha partido el corazon, y me gustaria poder colgarla en nuestra pagina web, si nos das permiso y siempre citando la fuente de donde lo hemos extraido.
    muchas gracias

  229. Ender Wiggins dijo...
  230. 114 (Anónimo):

    Por supuesto, todos los contenidos de sinergia están liberados con licencia CC que, cumpliendo lo que dices, te permiten utilizar los contenidos libremente :-)


    Gracias a todos por vuestros comentarios, de verdad. Me tenéis superado completamente.

    A mi madre, que ayer estrenó ordenador (y recibió su primera clase de informática de shock) la encantó el texto, ama el dibujo, pero, sobre todo, la confortaron muchísimo todos vuestros comentarios. Mi padre... bueno, es un hombre. Un tío duro. Sufre igual, pero se lo traga...

    Gracias. Muchas gracias, de verdad.

  231. Ender Wiggins dijo...
  232. 114 (Anónimo): (y cuando lo publiqueis, quiero enlace para verlo :-) )

  233. Anónimo dijo...
  234. Siento tu pérdida. Ahora mismo tenemos en casa 3 preciosas damitas y no me imagino cuando llegue el momento. Ánimo para toda la familia.

    Con tu permiso también lo he publicado en este foro: http://locasfelinas.creatuforo.com/viewtopic.php?t=21857

  235. Javi dijo...
  236. Una entrañable historia. Estara en el cielo de los animales, junto con todas esas buenas mascotas que nos han dado toda su vida y cariño.
    Ánimo

  237. Mortanauta dijo...
  238. Joe, vaya forma de empezar un lunes, a por el taco de papel higuienico para limpiarme no sé que humedad en el ojo que me ha salido...

    En fin, ahora podrá perseguir a Piolín cuando salga volando

  239. Anónimo dijo...
  240. Lo primero decirte que lo siento un montón, de verdad, yo también he tenido animales (gatos y perros) siempre recogidos de la calle uno de esos días que se te cruzan y sabes que te lo has de llevar ( la historia de como lo subes a casa y como rezas aunque seas ateo para que tus padres digan que sí, ni te la cuento) acaban diciendo que no, claro, y varios días de morros, pero luego... en el fondo todos somos unos blandos. Y lo segundo... enhorabuena por tus "escritos" un crack me pareces, escribes en tres dimensiones, lo lees, lo notas, lo hueles, lo sientes... genial, simplemente genial. Mil besos a Silvestre donde esté y de nuevo la enhorabuena.

  241. Tomas dijo...
  242. Guau!, o mejor dicho, miau!. Bonita historia de amor. Lo siento, pero gracias por compartirlo.

  243. JaMa dijo...
  244. Acabo de enterarme...
    Tranquilo, mi Zuri estará para darle la bienvenida y acompañarlo (siames precioso que nos dejó con solo 14 añitos... (cancer de pulmón y veterinario sin descripción...))

    Lo malo de estos momentos es que no quieres volver a tener un animal nunca más... lo bueno es que en menos de un mes has metido otro en casa (Sara, raza callejera pero una buenaza).

    Y, antes de darte cuenta, estás comprando pienso para la familia de gatos callejeros que hay en la campa de detrás de casa (principalmente 2, madre e hijo)... Y ellos, en gratitud, me suelen dejar algún "regalo" delante de la puerta del trastero (algún ratoncillo que otro).
    Ahora mismo los tengo a semi-regimen, que se estaban poniendo como bolas...

    Comparto tu dolor.

  245. BorcE dijo...
  246. Un abrazo, perder a un amigo peludo siempre es triste.





    Por cierto... llamar "Fenster" a un gato, siendo defensor de Linux... tiene su gracia... (PD: Google te lo explicará ^^)

  247. apablo dijo...
  248. Que pena, pero ha tenido una buena vida.

    Me has sacado una lágrima.

    . . . y cabe mencionar que no me gustan los gatos.

  249. Anónimo dijo...
  250. Mucho ánimo a ti, a tu madre y a tu padre y atu hermano.
    Me ha emocionado mucho tu relato.

    Seguro que Silver ha sido feliz y estará agradecido allá donde esté

  251. Marc Cabarrocas Güell dijo...
  252. Tengo dos bichos sacados de la calle (1 y 2 años ahora mismo) y solo puedo decir que la lagrimilla al final del texto se me ha hecho imposible de aguantarmela.

    Si es que hasta cuando son unos sosainas porculeros se hacen de querer, si ademas era un mimosin...

  253. mercury dijo...
  254. El mío, Kas se fue hace tres años, después de ser mi mejor amigo durante 15 años.Sufrió lo indecible por el cáncer, pero no se quería ir...aguantó curas y curas pero sólo de su familia, tenía un genio...así que tuvimos que aprender a la fuerza curas veterinarias de lo más "heavy" y él aguantaba....y aguantaba hasta que ya no pudo seguir. Estoy llorando a moco tendido porque sé cómo te has de sentir, son de la family, y éso sólo la familia lo entiende. Él tenía pasión por su mami (mi mami) y por mi siempre juntos, ¿dónde está Kas? Contigo claro!me decía mi madre. Siempre, me acuerdo de él, era fantástico, el mejor, como solemos decir todos de nuestras mascotas. Estoy segura que hay un sitio genial lleno de gambas, boquerones y filetes que tanto le gustaban y estará encantado de compartir ése banquete con Silvestre. Yo siempre pienso que fui muy afortunada de tener la oprotunidad de conocerle y cuidar de él cuando me necesitó porque él me cuidó a mi durante 15 largos años.

  255. Anónimo dijo...
  256. Te acompaño en el sentimiento.. pues he pasado por esa situacion 4 veces. Una gata con 15 años, posteriormente su pareja con 18, luego una cria de ambos con 21 y un rescatado de la calle con 24.. Y tu historia me hizo recordar al ultimo de todos , de como llegó a casa y se ganó a todo el mundo hasta su ultimo dia.

    En fin , que alli donde esté, cuando toque ir estará como siempre se le recordará.

  257. Anónimo dijo...
  258. Jo tío, entre la historia y todos los comentarios de la gente, llevo cuarto de hora a moco tendido yo también, ahora tengo la barba empapada cual estropajo jajajaa. Cago en la leche, qué tendrán estos bichos cabrones para que se les coja tantísimo cariño. Yo también tengo uno al que recogimos también de la calle y por el que ya lloré a moco tendido cuando hizo paracaidismo desde un 7º piso cuando tenía 2 añitos. Milagrosamente se puede decir que sus averías se redujeron a un poco de chapa y pintura intensiva, y aquí sigue con 11 años reinando en la casa.

  259. Emilio dijo...
  260. Hoy dormiré con mis gatitas y echaré de menos mi gato español :)
    Un abrazo a todos vosotros (incluidos los comentaristas)

  261. Rorschach dijo...
  262. Muy buenas,

    Joer. Tras leerlo, tengo un nudo en la garganta y los ojos vidriosos. Aunque me imaginaba cómo iba a acabar la historia, no ha impedido que se me hiciese un vacío en el estómago.

    Preciosa historia, de verdad.

    Un saludo,

  263. Karolina Estrada dijo...
  264. Llore ='( es hermoso

  265. aaaj dijo...
  266. Tengo una gata y la cogi de la calle vamos hice lo mismo que tu si mi historia cn ella es tan bonita kiero k viva hasta los 30 años :')

  267. Unknown dijo...
  268. Yo tengo tres gatos, cada uno con su propia personalidad y son fantásticos... no quiero pensar en quedarme sin ellos, por eso te entiendo perfectamente y me he quedado al leerlo un poco chof :(

    Pero si algo hay que aprender en estos casos, es a valorar todo el tiempo y los buenos ratos que hemos pasado con nuestros "seres queridos" y no centrarnos en lo doloroso que resulta.

    Y por supuesto, que no signifique que por el daño que nos causa su pérdida, cerrar la puerta al próximo minino que necesite nuestra ayuda sólo por no sufrir, no seamos egoístas... nos darán muchos años de compañía, amistad y cariño.

  269. Anónimo dijo...
  270. Me ha dado pena y alegria a la vez.
    hace ya 4 años que se fue una compañera peluda de 14.

    Seguro que les dimos la mejor vida que un minino puede tener. ;)

  271. Edna Sánchez dijo...
  272. :( yo tuve a Michu, muy arisco, pero un gato único, que me protegía, vivió solo dos años, murió de un paro cardiaco, yo no sabia que estaba enfermo, le extraño con locura. Espero conozca a Silver :)

  273. Perla RG™ -The Icegirl- dijo...
  274. Todavia estoy llorando. Es que de pensar que algun dia tendre que despedirme de mis tres niños, me pone mal. :(

  275. Unknown dijo...
  276. Hola,
    He encontrado tu testimonio por pura casualidad, pero no sabes lo que me ha hecho recordar... y no puedes hacerte una idea de lo que te entiendo. Nosotros tuvimos a Boli, un persa precioso que debe estar haciendo compañía a Silver. Nos acompañó 13 años... y nos dejó hace dos navidades, el día de nochebuena. Exactamente del mismo modo y por el mismo motivo que a ti Silver... el riñón.
    Aún es un tema muy doloroso en casa... se le echa muchísimo de menos.

  277. Anónimo dijo...
  278. gracias por vuestro apoyo

    -la madre de Silver y Ender

  279. Patricia Domínguez dijo...
  280. Un relato maravilloso, yo también tuve un gato que estuvo con nosotros ocho años, haciéndonos un poco más felices en unos años que tuvimos mi madre, mi hermano y yo muy pero que muy difíciles, también tenía problemas de riñón, como Silver...Mucho ánimo, y que no se os olvide toda la felicidad que os ha regalado. Y vosotros a él...:-)

  281. Anónimo dijo...
  282. ODIO LOS GATOS. NO MERECEN CARIÑO NI CUIDADOS. SÓLO SE APROVECHAN DE TI Y NO DAN NADA A CAMBIO. ES MÁS, SI TE DESCUIDAS, TE SACAN LOS OJOS. COMO CIERTOS GRUPOS ÉTNICOS Y RELIGIOSOS.

  283. Ender Wiggins dijo...
  284. Anónimo: no conozco casos de que gatos que hayan sacado ojos...aunque sí de gatos con buena memoria para la venganza :-) EN cuanto a lo que dan a cambio, es más si lo que dan uno lo necesita / aprecia :-)

    Lo de comparar a un gato con un "grupo" religioso es ya directamente una herejía; los gatos son monoteístas, pero cada uno cree en un solo Dios, distinto para cada uno: ellos mismos.

  285. Lara AE dijo...
  286. No dan nada a cambio?
    Se nota que no has tenido gato en tu vida.
    Yo tengo tres y realmente solo me dan alegrías, bueeeno y de vez en cuando algún sustete, jejeje para que nos mantengamos alerta :P

    Pero son unos cielos, nos lo dan todo.

  287. Anónimo dijo...
  288. Precioso relato, me gusta sobremanera la forma en que enumeras recuerdos al azar; muy apropiado considerando que la vida es una colección de buenos momentos.

    Silver tuvo una vida que muchos gatos podrían envidiar y tu relato hizo que recordara.

    Mi precioso perro, Choco, tenía 8 años cuando pescó una rara (y por desgracia incurable) enfermedad. Me dijeron que no había nada qué hacer por él y me volví un mar de lágrimas hasta que alguien me recordó que sí había algo que podía hacer: demostrarle en sus últimos momentos lo mucho que lo amaba para que tuviera la fortuna que tienen pocos: irse de este mundo mimados por sus seres amados. Así que me dediqué a hacerle mimos y a repetirle lo mucho que lo quería. Dos días después, y aunque ya no tenía fuerzas para levantarse, hizo el esfuerzo y salió hasta el portón para despedir por última vez a mi padre que salía. Parecería que esperó sólo a que el auto se perdiera de vista para echarse en el patio y abandonar este mundo. Fue muy duro.

    Siempre recordaré sus grandes ojos confiados, su pasión por el lodo (sobretodo cuando acababa de bañarlo), su afición por las zanahorias y por echárseme encima, abrazar mi cintura con sus dos patas y recargar su cabeza una y otra vez en mi regazo.

    Si hay un cielo de mascotas creo que Silver le caería bien y que no lo perseguiría demasiado :P

  289. Arte Friki dijo...
  290. Sólo puedo decir que gracias a tí y a tus ganas de darle una opotunidad al minino pudo tener una vida feliz. Gracias pot tu gran corazón y gracias tu familia por haberle aceptado y querido a pesar de las pintas que traía en un inicio.
    He llorado por la emoción y por que viví algo parecido pero sin final feliz :_(

  291. idecasso dijo...
  292. oh que bonita historia la de tu gato :) solo quien ha amado un gato puede entender lo que se siente cuando mueren

  293. Anónimo dijo...
  294. Qué pena.

    Yo he pasado pr lo mismo. Mi gato murió el 30 de julio,ya de mayor y por un problema renal después de 15 años.
    Nos dió una vida maravillosa. Vino cuando era un bebé como el tuyo y todos en casa, le quisimos y le mimamos hasta el último momento. Todos lo han sentido, pero a mi, me ha dejado rota. Yo soy otra mamá como la tuya, que aunque al principio no le quería porque ya tenía otra gata, mayor y delicada, lo adopté como a un hijo, y así lo tuve.
    Yo le estoy agradecida, porque el cariño y la felicidad que me dio, jamás se lo podré pagar, aunque creo que también se lo pagué con la vida que le di.
    Buscando en internet que hacer con sus cenizas, di con esta página, y si ya lloraba pensando en él, con esto, ya me derrumbé.

    El que no ha tenido nunca animales en casa, los ha criado, y los ha amado, no sabrá nunca lo que se siente, porque contarlo y describirlo me es imposible.
    Tengo sus cenizas y me hace daño mirarlas,pero soy incapaz de desacerme de ellas. Pienso que si las entierro o las echo en cualquier lugar, ya no estará conmigo.
    Sé que no es así, pero después de perder su collar, que pienso que lo pude tirar al quitarme todas las cosas que me recordaran a él, en el mismo momento que murió, creo que ya no me quedaría nada.
    Me dejó un gran vacio, le recuerdo a diario y por cualquier rincón de casa, y recuerdo todo lo que hacía en cada momento. Si abria el balcón y hacia sol, iba corriendo para salir, si movia algún plato en la cocina, salia pitando para ver lo que había de comida, mientras guisaba, él era un especialista en olores, siempre sentado a ver que hacia.
    Mi sofá y mi cama, están vacios sin él. Siempre me acompañaba y estaba conmigo durmiendo o estando simplemente estirada, se acurrucaba en mis piernas o me buscaba en las mañanas en mi pecho si sentía frio.

    Cuanto te echo de menos querido Souflé.
    Gracias ender, por publicar esta bonita y entrañable historia de tu gato Silver.

    Solo espero que si en verdad hay algo mejor fuera de este mundo, ya se llame cielo o no, que los animales estén en él. Si hay un ser vivo que se merezca ser feliz, son los animales, que nos dan cariño y nos enseñan lo que es la bondad, el amor, y la generosidad.

    Maria Pilar

  295. Danny dijo...
  296. Hoy ha muerto "Batman", mi quinto gato en este año, de los 13 que tenía. Hay algo horrible que se llama leucemia felina que es similar al SIDA. Al igual que tu mami, mi esposa le ponía pañales y le daba agua. Lo engreímos mucho en sus últimos días y recién acabo de enterrarlo. Posiblemente esté en el cielo, disfrutando de viajes fantásticos con Silver. Un abrazo y feliz navidad.

  297. Erora dijo...
  298. Seguro que fue muy feliz en este mundo :3

  299. Tatiana Flores Infante dijo...
  300. Hola Amigo. Muy conmovedora la historia de Silvester. Gracias. Deben sentirse en paz, pues le dieron todo el Amor y el a Uds. Entre aqui, pues andaba en busca de informacion de como se le da jalea real a un gato, mi gato de 10 años esta hace 5 meses pasando por estados de dificultad respiratoria y una bronquitis persistente. Tiene tratamiento, pero no veo que mejore. Te agradeceria cualquier informacion. Saludos. Tatiana

Publicar un comentario en la entrada